Síndrome de Asherman

  Consiste en la presencia de adherencias intrauterinas que causan distintos grados de alteración de la cavidad uterina, con colapso total o parcial de la misma. Clásicamente se asocia con alteraciones menstruales como hipomenorrea o amenorrea (disminución o ausencia de regla) así como con infertilidad y abortos de repetición. La dismenorrea o dolor con la menstruación es otro síntoma que suele observarse con bastante frecuencia

CAUSA

  En más del 90% de los casos, el síndrome de Asherman está causado por legrados uterinos durante el postparto o bien por abortos. Los legrados realizados en estos periodos pueden lesionar la capa basal del endometrio, lo que permite que zonas del miometrio contacten entre si, formando la adherencia. Otras causas menos frecuentes son la cirugía uterina en casos de miomectomía o metroplastias y las endometritis, estas ultimas raramente producen adherencias salvo la tuberculosa.

TIPOS DE ADHERENCIAS

  La consistencia y el tipo de adherencia es variable, pudiendo ser focales o extensas, laxas o firmes con tejido fibromuscular o conectivo. También varían en localización, siendo este dato un importante factor pronóstico en cuanto a la posibilidad de un futuro embarazo.

      adherencia 226 L. Alonso

CLASIFICACIÓN

  Existen diferentes clasificaciones de las adherencias intrauterinas, de todas ellas, la que nos parece más interesante en la de Donnez que evalúa tanto la localización como el aspecto.

DIAGNÓSTICO

  Lo primero que hay que comentar es que la sospecha clínica es importantísima en el diagnóstico de esta patología, una historia de legrado uterino tras el cual existe una clara disminución en la cantidad de regla, debe hacernos sospechar un Asherman. . La histerosalpingografia o radiografía de las trompas es la prueba con la que se diagnostican la mayoría de los casos al apreciarse un defecto de relleno o bien unos bordes irregulares. La histeroscopia es la prueba que da el diagnóstico más preciso, además de hablarnos del tipo de adherencias y su extensión, dándonos así el diagnóstico definitivo.

TRATAMIENTO

  El tratamiento de las adherencias intrauterinas es quirúrgico con la división vía histeroscópica de las adherencias bajo visión directa y utilizando diferentes medios como tijeras histeroscópicas, resector, láser o Versapoint. De todos estos métodos, la sección con tijeras histeroscópicas es el medio más usado, tratando de incidir en la zona media de la adherencia. Dependiendo de la complejidad y severidad del cuadro, puede realizarse con ayuda de ecografia. ya que nos permite guiar el histeroscopio en casos de adherencias severas. En los casos más severos, tras la intervención suele dejarse una sonda intrauterina o bien un DIU para evitar la formación de adherencias y se suele administrar tratamiento antibiótico durante los primeros días tras la intervención. La administración de tratamiento estrogénico postquirurgico para favorecer la proliferación endometrial es de extrema importancia para impedir la formación de nuevas adherencias.

RESULTADOS

  Los resultados dependen del tipo y de la extensión de las adherencias. El ciclo menstrual se reestablece en el 90% de las pacientes. Tras el tratamiento histeroscópico de las adherencias intrauterinas, se consiguen mejores resultados en las tasas de embarazo y de embarazo a término. Durante el transcurso del embarazo pueden presentarse complicaciones como aborto, placenta previa o acretismo placentario.

Luis Alonso

Un pensamiento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s