Utero de Robert

El útero de Robert es una de esas malformaciones uterinas raras de las que sólo existen algunos casos publicados. En este tipo de malformación es muy importante establecer un diagnóstico previo así como un tratamiento adecuado, que nos permita recuperar la morfología y funcionalidad del útero.

Fue descrito por primera vez por Hélène Robert bajo el nombre “Asymetrical bifiditis with unilateral menstrual retention”. En realidad se trata de una variante asimétrica del útero septo y que se caracteriza por tener un septo uterino completo que divide la cavidad uterina de manera asimétrica desde fundus hasta OCI, lo que da como resultado una hemicavidad no comunicante y otra con aspecto de útero unicorne, todo esto en un útero con una morfología externa normal.

Habitualmente la hematometra y la dismenorrea asociada suelen ser de intensidad creciente en el tiempo debido al aumento de tensión y de tamaño en la hemicavidad ciega. En aquellos casos sin hematometra acompañante, las pacientes no suelen sufrir de dismenorrea severa, siendo en estas circunstancias el síntoma de presentación la infertilidad con la existencia de abortos de repetición, ya que el hemiútero comunicado se comporta como un útero unicorne.

El diagnóstico de esta malformación compleja es difícil y a menudo se establece un diagnóstico erróneo, confundiéndose frecuentemente con un útero unicorne con rudimentario funcionante no comunicante.

Dentro de las diferentes pruebas de imagen que se pueden utilizar en su diagnóstico, la ecografía 2D no presenta una alta sensibilidad diagnóstica, dando habitualmente impresión de estar ante un útero unicorne. En la histerosalpingografía suele aparecer la típica imagen fusiforme del útero unicorne con visualización de una única trompa. La Resonancia Magnética Nuclear en el corte coronal es la mejor prueba de imagen para el diagnóstico del útero de Robert demostrando el septo, el hematometra en la cavidad ciega y la existencia de un contorno uterino normal. La ecografía 3D ofrece resultados similares a los de la RMN.

El gold standard para el diagnóstico es la combinación de histeroscopia y laparoscopia, que demuestran un útero unicorne en el caso de la histeroscopia y la existencia de un útero de morfología normal en el caso de la laparoscopia.

La manera de diferenciar durante la realización de una laparoscopia un unicorne de un útero de Robert es que en el de Robert el contorno uterino es normal o con una indentación menor de 1 cm, mientras que el unicorne tiene una indentación mayor de 1 centímetro siendo más parecido a un bicorne.

El único tratamiento posible es el quirúrgico, habiéndose establecido dos posibilidades quirúrgicas. Por un lado, la realización de una histerotomía de la hemicavidad dilatada con drenaje del contenido hemático y posterior endometrectomía, evitando así la recurrencia del cuadro. La otra alternativa quirúrgica es la metroplastia con comunicación de las dos hemicavidades, esta comunicación puede efectuarse por vía laparoscópica tras histerotomía de la hemicavidad ciega dilatada por el hematometra, o bien por vía transcervical, realizando una metroplastia histeroscópica.

Lamentablemente, debido a errores en el diagnóstico y a la confusión con un útero rudimentario no comunicante, muchas veces estas pacientes son sometidas a una resección total del hemiútero no comunicante, con la repercusión funcional que conlleva.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s