Diagnóstico de las malformaciones uterinas

La verdadera prevalencia de las malformaciones uterinas es muy difícil de establecer. Por un lado, un grupo importante de mujeres con estas alteraciones uterinas no presentan ningún síntoma a lo largo de su vida reproductiva, por lo que pasan inadvertidas a los distintos estudios sobre incidencia de las malformaciones uterinas. Por otro lado, la utilización de clasificaciones distintas y de métodos diagnósticos distintos por los diferentes grupos de trabajo, hace imposible obtener resultados homogéneos

Basándonos en los datos de la revisión realizada por Chang sobre 94 estudios observacionales que en total incluían 89861 mujeres, observó que la prevalencia de malformaciones uterinas fue de un 5,5% en la población general, de un 8,0% en infértiles, un 13,3% en aquellas con historia de abortos, y de hasta un 24,5% en mujeres con abortos e infertilidad

Para diagnosticar una malformación uterina de manera correcta, es fundamental conocer perfectamente tanto el contorno interior de la cavidad uterina como el contorno exterior del útero. Aquellas pruebas que permiten una identificación de esos dos contornos, poseen una mayor precisión diagnóstica.

Las herramientas clásicas en el diagnóstico de las malformaciones uterinas son la ecografía bidimensional, la histerosalpingografía, la histeroscopia + laparoscopia, la ecografía 3D y la resonancia magnética nuclear.

Clásicamente se ha considerado la combinación de la histeroscopia + laparoscopia como el método de elección para el diagnóstico y clasificación de las malformaciones uterinas. La histeroscopia ofrece un visión perfecta de la cavidad y suple su principal carencia que es la imposibilidad de examinar el contorno exterior del útero, con la realización conjunta de una laparoscopia. El problema de este método diagnóstico es que se trata de un método invasivo que debe realizarse en quirófano y con anestesia. Actualmente la ecografía 2D y la Histerosalpingografia (HSG) son buenos métodos de screening mientras que la utilización de la eco 3D y la Histeroscopia pueden diagnosticarlas con una precisión similar a la de la histeroscopia + laparoscopia.

Si tienes una malformación uterina, busca al especialista adecuado para su corrección

Luis Alonso Pacheco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s